En muchas conversaciones de tema literario con amigos relacionados con este mundo de las letras, he discutido la importancia de los relatos que algunos de ellos consideran de escaso valor literario. Resumir todo lo que quieres decir en pocas palabras tiene para mí mucho mérito y autores tan famosos como Lovecraft o Poe han combinado sus novelas con relatos e historias cortas. Pero si algo hay que destacar de la autora de la que hablamos este mes no solo es que dedicó toda su obra al relato, sino que recibió un premio nobel por ello. Así que vamos a conocer un poco más a nuestra escritora: Alice Munro.

Alice Munro

Alice MunroAlice Munro nace un mes de julio de 1931 en la provincia canadiense de Ontario en el seno de una familia de granjeros. El hecho de que naciera en una granja no sólo fue lo que marcó su obra, sino el que lo hiciera en plena depresión económica, la más conocida o famosa, la de 1929.

Sus primeros años los pasa en un pequeño pueblo donde comienza su educación hasta llegar a la Universidad de Western en Ontario, donde conocerá a su primer marido mientras realiza sus estudios de Filología Inglesa y Periodismo, contrayendo matrimonio a los veinte y teniendo a su primer hijo a los veintiuno. No será hasta 1963 cuando salga de su pueblo natal para trasladarse a Vancouver y regentar junto a su marido una librería. En estas fechas, Alice Munro ya tenía tres hijos a los que cuidar. En 1972 se divorciará y volverá de nuevo a su provincia natal, donde comienza a trabajar como escritora, volviendo a contraer matrimonio en 1976 y consagrándose ya como tal a tiempo completo.

Alice Munro: sus inicios literarios

Con menos de veinte años Alice Munro publica su primera obra, un relato corto, en una revista de estudiantes. Con “Las dimensiones de una sombra” Munro recibe su primer reconocimiento como escritora mientras estudia en la universidad de Ontario Oeste. Bueno, no solo estudia, sino que trabaja como camarera y un par de trabajos más con los que poder pagarse sus estudios. Recordemos que su origen es humilde. Estudios que, por cierto, no termina. Su matrimonio temprano y el rápido nacimiento de su primer hijo hacen que deje de lado la filología y el periodismo para dedicarse de pleno a su marido y a sus hijos. Aunque la escritura ya es algo que nunca abandonaría.

Su obra y el premio nobel

Alice Munro o la Chejov canadiense, como también se la conoce, está considerada como una autora clave en el llamado “realismo moderno de la literatura canadiense”, aunque otros estudiosos la incluyen junto a otros autores, como Margaret Atwood en el que llaman “gótico sureño de Ontario”, un subgénero que crítica seriamente la mentalidad protestante del sur de Ontario, su lugar de nacimiento.

Alice Munro¿Por qué Alice Munro se dedica de pleno al relato? Ante la calidad literaria de nuestra autora podemos hacernos esta pregunta; pero ella lo contestó en varias entrevistas anteriores y posteriores a ganar el “Premio Nobel”. Munro se limita a decir que ella no eligió escribir relatos, si no que los relatos la eligieron a ella. Escribir era su vida y el escaso tiempo libre que le quedaba entre papillas y coladas, solo le permitían escribir pequeñas historias sin perder el hilo. Aunque en honor a la verdad esto último no es del todo cierto, pues en algunas de sus antologías “¿Quién te crees que eres?” por ejemplo, Munro enlaza a lo largo de diez relatos un hilo conductor que casi la transforma en una novela rio pues conoceremos a su protagonista a lo largo de cuarenta años.

Dicen que fue precisamente esta obra la que hizo que la Academia Sueca reconociera su calidad literaria y le concediera el Premio Nobel en el año 2013, pues a través de ella, Alice Munro nos demuestra su gran capacidad de observación para con todo lo que nos rodea de forma cotidiana, así como la fantástica construcción de los personajes femeninos, llenos de matices y de gran profundidad. Munro no sólo es la primera autora canadiense que recibe el premio nobel, sino que también es el primer autor que lo recibe como “maestra del relato corto” así como por su “estilo claro y de gran realismo sociológico” tal y como dijo la academia sueca que concede el galardón.

Alice Munro: creadora de personajes femeninos

Alice MunroAunque los personajes de Alice Munro suelen moverse en situaciones cotidianas y a veces anodinas, la toma de una decisión inesperada les hará romper con lo establecido socialmente, lo que les conllevará a pagar un alto precio y que, curiosamente, siempre toma una mujer, las verdaderas protagonistas de su obra. Una mujer independiente, de carácter fuerte y muchas veces, solitaria. Y si profundizamos un poco, vemos que mucho de lo que caracteriza a las mujeres de sus relatos, nos revela a su creadora, a lo vivido en plena depresión del veintinueve y sus consecuencias; al anhelo de salir de la pobreza y de la austeridad; una mujer que deberá pelear sola contra una sociedad llena de prejuicios que la criticará y que le hará crecer en vez de achicarse. Todo lo contrario a los personajes masculinos de sus escritos que serán hombres comunes, sin apenas matices que destacar.

Así son los personajes femeninos de Alice Munro que hará de su Ontario natal disfrazado de un estado imaginario, un lugar anclado al pasado y a la tierra; un lugar donde habitan la mayoría de los personajes de sus historias; un lugar donde estos nos conmuevan y nos revuelva algo en las tripas.

Y hasta aquí estas líneas sobre Alice Munro, una autora que ha conseguido elevar el cuento a unos niveles de excelencia tan altos que la Academia Sueca cayó rendida a sus pies y le concedió el Nobel y sobre todo, a demostrar que se puede ser una gran feminista tan solo creando y dotando a sus personajes del supuesto sexo débil con una fuerza y determinación desbordante.

Y ya sabéis; sed buenos… y leed mucho.