Este mes vamos a hablar de una autora de Ciencia Ficción bastante desconocida en nuestro país, y buena parte de culpa la tiene que sus  obras apenas han sido traducidas al castellano. Aunque confieso que lo que realmente me ha llamado la atención de esta escritora es su fuerza y determinación que le llevaron a superar los problemas raciales de la época que le tocó vivir y el hecho de que fuera mujer en una profesión y un género literario eminentemente masculino. Así que vamos a por ella. Os presento a Octavia E. Butler.

Octavia Butler

Octavia ButlerOctavia E. Butler nace un junio de 1947 en la ciudad de Pasadena (California) en el seno de una familia muy humilde. Su padre, limpiabotas, fallece cuando Butler tan sólo tenía siete años, por lo que se trasladan con su abuela mientras  que su madre tiene que trabajar como criada para mantener a la familia. Butler cuenta que durante algún tiempo acompañó a su madre al trabajo comprobando de primera mano los problemas de segregación existentes en la época, así como el maltrato que los “señores blancos” le daban a su madre. Hemos de indicar que nuestra autora es hija única que crece en un barrio multirracial y dentro de una familia baptista, su abuela lo era de forma estricta. Su carácter introvertido y una ligera dislexia, hacen que desde muy temprana edad le resulte difícil socializar y le produzca muchos problemas a la hora de hacer frente a los trabajos escolares, convirtiéndola en blanco de los matones del colegio.

Todo esto dará como resultado  que Olivia Butler pase mucho tiempo en la Biblioteca Central de Pasadena dedicada a la lectura. Y por suerte para los aficionados al género, pasó de la lectura de cuentos de hadas a las revistas de ciencia ficción de la época, “Amazing”, “Galaxy” y otras, así como a los autores clásicos del género.

Octavia Butler se gradúa en el Pasadena City College en 1968 y termina estudiando escritura en la Universidad de Los Ángeles. Aunque reconoce que la ayuda más valiosa la recibe de un programa de creado para escritores latinos y africanos de Estados Unidos.

Butler se traslada en 1999 al estado de Washington donde reconoce que “es una cómoda ermitaña asocial que de no tener cuidado acabará convirtiéndoseen una feminista negra baptista, con una combinación imposible de ambición,pereza e inseguridad”.De hecho los temas raciales y la ambigüedad sexual aparecerán en toda su obra.

Tras pelear durante sus últimos años contra el bloqueo creativo provocado por la depresión que venía sufriendo como efecto secundario del tratamiento médico que seguía para curar su presión arterial alta, un infarto cerebral sufrido a los 58 años, le hará caer y golpearse en la cabeza, golpe que terminaría provocándole la muerte.

Inicios y carrera literaria

A los diez años Butler le ruega a su madre que le compre una máquina de escribir donde comenzará a crear sus historias. A los doce, tras ver la película de ciencia ficción “La mujer diabólica de Marte”   dijo que ella era capaz de escribir algo mejor que eso  y comenzó la que terminaría siendo la base de sus novelas de la saga “Patternist”.

Octavia ButlerSu interés por la literatura le lleva a combinar su trabajo con los estudios nocturnos en el Pasadena City College, ganando un concurso de cuentos en la universidad que le proporcionó su primer ingreso como escritora, 15 dólares de la época. Durante los años que estudió en el PCC entró en contacto con un compañero afroamericano involucrado en el “Black Power Movement” que criticaba a las generaciones negras anteriores por la sumisión que procesaban a sus jefes blancos. Todo esto influirá en el argumento de sus posteriores obras.

Aunque su madre insistía en que se convirtiera en secretaria, Octavia Butler prefería seguir realizando trabajos temporales que le permitieran levantarse muy temprano para poder escribir sus historias antes de ir al trabajo. Pero no fue hasta su asistencia al taller gratuito de la Asociación de Guionistas de América en el que se ayudaba a los escritores de grupos minoritarios, donde el escritor de Ciencia Ficción, Harlan Ellison, quedó muy impresionado por sus escritos y la animó a que se inscribiera en el taller de Escritores de Ciencia Ficción Clarión que duraba seis semanas.

Poco después vende sus primeros relatos ”Childfinder” y “Crossover”, este último publicado en la antología que el Taller Clarión al que asistía  publica en 1971. A partir de este momento Butler trabaja en la serie de novelas agrupadas en la serie “Patternmaster” hasta que en 1978 deja sus trabajos temporales para dedicarse plenamente a la escritura, no llegando a ser verdaderamente conocida hasta que se le otorga el Premio Hugo, el Locus y el premio a la Mejor Novelette  por su relato largo “Bloodchild”.

Octavia Butler y el verdadero sentido de su obra

En la obra de Octavia Butler se ven reflejados todos los sentimientos y deseos que nuestra autora vive en sus propias carnes. Butler cree que la humanidad es defectuosa por tener una tendencia enfermiza hacia la jerarquía que la lleva a la intolerancia, la violencia y si no se controla, hacia su propia destrucción.

En su trilogía “Xenogénesis”, una de las más conocidas, encontramos  manipulación genética, mestizaje, simbiosis, mutaciones, contacto con extraterrestres y otras formas de hibridez para corregir esa jerarquía enfermiza de la humanidad que intenta dar a su protagonista. Protagonista que suele venir de clases marginales que son capaces de perder la vida si es necesario con el fin de luchar por el cambio de la sociedad, una sociedad en la que Butler refleja la explotación histórica de las minorías y como un solo personaje, puede cambiarlo todo.

El trabajo de Butler se ha venido a denominar “Afrofuturismo” ya que sus protagonistas son descendientes de África capaces de vivir en sociedades multiétnicas y con tintes tan desiguales que nadie diría que pueden dar lugar y crear  complejas sociedades con valores morales adecuados.

Lo cierto es que la mayoría de la crítica coincide en decir que Butler es una maestra a la hora de describir los fallos humanos en relación a la raza, el sexo y el poder. Toda una declaración de intenciones que nos dejar ver lo que una mujer negra, soltera y con graves problemas de socialización derivados de su condición y situaciones personales vividas en su niñez lleva en su interior, utilizando la escritura para criticar y  luchar por cambiar la sociedad en la que vive.

En este enlace  tenéis un pequeño resumen de lo que Octavia Butler significó para el género de ciencia ficción. Darle un vistazo.

Y con esto acabo, ya que necesitaría mucho más espacio para hablar de todo lo realizado por Octavia Butler y de los valores transmitidos a través de su labor como profesora de escritura en los años que ejerció.

Sed buenos y… leed mucho.