¿Por qué están de moda los viajes en el tiempo?

Anoche concluyó la primera temporada de la serie española “El Ministerio del Tiempo”. Sus numerosos fans, los “ministéricos”, comenzaron casi desde el inicio de la serie una campaña en las redes sociales para exigir una segunda temporada, algo que, afortunadamente, se ha conseguido. Series como “Dr Who” o “Stargate” son consideradas material de culto para sus seguidores y lo mismo ocurre en la literatura: desde H.G Wells hasta Tim Powers, pasando por Félix J Palma, los libros que narran viajes en el tiempo han tenido, en su mayoría, una gran aceptación por parte del público.

La Historia de los Viajes en el Tiempo

El primer libro que habló de viajes en el tiempo es una obra prácticamente desconocida en la actualidad, escrita en 1781 y titulada “Año 7603”, del autor noruego Johan Herman Wessel. En esta obra teatral se narra cómo un hada transporta a dos jóvenes, llamados Leander y Julie, a un futuro donde los roles sexuales han cambiado: solo las mujeres pueden llevar armas y formar parte del ejército, mientras los hombres ejercen como amas de casa y trabajadores poco cualificados. La obra, una comedia para ser concretos, es bastante mediocre y jamás llegó a ser representada; de hecho, si hoy se la recuerda es precisamente por ser la primera de la que se tiene constancia que tratase el tema de los viajes en el tiempo.

El anacronópete, el primer artilugio para los viajes en el tiempoDel mismo modo, la primera máquina para viajar en el tiempo se la debemos a un escritor español: Enrique Lucio Eugenio Gaspar y Rimbau, un diplomático que escribió novelas, poemas y zarzuelas. Él es el padre de un artilugio con un nombre difícil de olvidar: El anacronópete; una caja enorme de hierro fundido que navega en el tiempo impulsada por la electricidad y que gracias al fluido García logra que los pasajeros no rejuvenezcan cuando viajan hacia atrás en el tiempo (no se contempla la posibilidad de viajar al futuro). Esta primera máquina es una especie de crucero de lujo temporal, en su interior hay todo tipo de comodidades y adelantos tecnológicos, incluidas escobas que barren solas.

Pero serian Mark Twain con Un yanqui en la corte del rey Arturo y H. G Wells con La máquina del tiempo los que realmente iniciarían una gran corriente literaria que prácticamente crearía la Ciencia ficción y que ha dado a la literatura un sinfín de obras, cada una con su propia teoría sobre los viajes en el tiempo, desde que las que se aferran a la Teoría de la Relatividad y tratan este tema del modo más científico posible (con lo cual solo es posible viajar al futuro) hasta las que se toman grandes libertades científicas y permiten el viajes en ambos sentidos.

 Los Viajes en el Tiempo en Biblioforum

H.G. Wells es uno de los padres de los viajes en el tiempoSea cual sea el método que logra transportar a los protagonistas, o su época de destino, casi todas pueden agruparse alrededor de dos teorías:

-La línea de tiempo es rígida y no se puede cambiar, se aplica el principio de principio de consistencia de Nóvikov, que indica que es imposible para una secuencia de eventos provocar una paradoja.

 -La línea de tiempo es flexible y está sujeta al cambio, aunque no siempre es fácil, ya que suelen ”resistirse” de algún modo al cambio.

Ocurra lo que ocurra, ya sea por ciencia, delirio o magia la posibilidad de presenciar, o formar parte de grandes sucesos históricos, de evitar o presenciar grandes catástrofes es una idea que nos atrae a todos. ¿Quién no ha deseada no hacer cometido un error en el pasado, saber que le depara el futuro o conocer a una gran figura histórica? Y no olvidemos que el viaje en el tiempo nos promete vivir al margen del tiempo y por tanto es un modo de esquivar a la muerte.

De todas estas cosas y muchas más estaremos hablando este viernes en el Bibliofórum. Y seguro que durante la charla os damos a conocer cosas que no conocías sobre este género literario inagotable.

Santiago García-Clairac

Santiago será el autor invitado de esta sesión de Biblioforum. Es un autor muy prolífico, que lleva en el mundo de la literatura desde el año 1994. Suele dirigir sus libros a público infantil-juvenil, entre otras cosas porque cree firmamente que una de las mayores dificultades en estas edades es la integración en la sociedad. Precisamente por eso, sus obras suelen ser bastante realistas.

En cambio, en Dragontime se atreve a explorar el tema de los viajes en el tiempo de un modo radical, mostrando a dos protagonistas: uno en la Nueva york actual y otro en plena prehistoria.

Para asistir:

Fecha: 17 de abril 2015

Hora: 19.00

Lugar: Fnac Sevilla