Cinco consejos para escribir a diario

En realidad, escribir a diario es muy complicado. Vivimos en una sociedad en la que parece que solo tenemos tiempo para las tareas del día a día. La mayoría de los escritores no se dedican exclusivamente a la escritura, suelen tener otros trabajos que en muchos casos ni siquiera están relacionados con la literatura. Son profesores, médicos, ingenieros, veterinarios… Así que les resulta muy complicado ajustar sus agendas para sacar adelante sus novelas. Sin embargo, todos lo consiguen y la mayoría te dirá que es cuestión de disciplina.

El reto de escribir a diario

Es casi imposible escribir a diario, pero si quieres sacar un proyecto adelante tendrás que intentarlo. Para ser escritor, lo primero que debes hacer es mentalizarte de que debes dedicarle tiempo a escribir, que tendrás que buscar el momento para sentarte a trabajar y que necesitaras esfuerzo y dedicación. La parte buena es que, si realmente disfrutas escribiendo, no te parecerá que haces un sacrificio y tus horas de escribir llegaran a convertirse en las mejores del día.

¿Pero cómo se llega a ese punto? Hoy os vamos a explicar cinco sencillos trucos para hacer hueco en tu agenda. Anótalos como consejos para escribir, seguro que te ayudan.

1.- Compromiso

Tómatelo en serio, haz pública tu determinación, coméntalo con amigos y familiares. Eso te ayudará a mentalizarte. Puedes hablar de ello en las redes sociales. Pero no te quedes en la charla, ponte a ello o serás un mártir más del postureo.

2.- Agenda

Organiza tu agenda; si no tienes agenda compra una y organiza tus tareas. No es necesario que te impongas jornadas de cuatro horas si no dispones de ellas, pero al menos una al día. Eso debería ser sagrado. Poco a poco irás encontrando el modo de dedicarle más tiempo.

Tómate ese tiempo como un premio diario, ese momento que te dedicas exclusivamente a ti, a hacer algo que te apasiona.

3.- Trabajo

No mezcles proyectos, trabaja en una cosa cada vez. Intentar embarcarte en varias cosas al mismo tiempo es el mejor método para conseguir que ninguno llegue a puerto. A veces se te ocurrirán otras ideas, y el entusiasmo inicial de esa buena idea, la tentación de la novedad, harán que te apetezca mucho aparcar el proyecto en el que trabajabas hasta el momento para empezar otro. Ni hablar. Disciplina. Empieza lo que has acabado. Puedes apuntar lo que se te vaya ocurriendo, pero luego déjalo estar. Ya le llegará su turno.

4.- Presión

No sirve de nada, no te marques plazos imposibles. Escribir requiere tiempo. Si necesitas un año o dos para escribir algo decente no te agobies. El mundo está lleno de escritores veloces, pero no hay nada malo en no ser uno de ellos. Si no puedes seguir ese ritmo no te mortifiques. También hay muchos escritores lentos y concienzudos. Si tienes el lujo de escribir sin plazos, disfrútalo.

5.- Premios

Muchos te dirán que el mayor premio de todos es ver terminado el trabajo. Es cierto, pero tampoco está de más adelantar pequeñas recompensas que te animen a seguir. Piensa en cosas que te podrían gustar. Hay escritores que comparten adelantos de sus trabajos con sus amigos porque eso les ayuda y les anima. Otros se recompensan con música, o con algún caprichito. Hay tantos premios como personas. Lo importante es disfrutar del trayecto.

Estos son algunas cosas que puedes hacer, algunos de nuestros consejos para escribir. Seguro que si te pones a pensar encuentras muchas más cosas que puedes poner en práctica. Hay a quien le motiva ponerse a trabajar en un entorno acogedor y rodean su entorno de trabajo de cosas que le resultan agradables, otros prefieren ambientes espartanos, o cafeterías. Seas el tipo de escritor que seas, no olvides lo fundamental: uno no es escritor hasta que no tiene un par de obras terminadas. Así que escribe, escribe y escribe.

Y tú, ¿qué trucos usas para escribir cada día?

Por |2018-07-20T08:46:35+00:0020 julio, 2018|Psicología del Escritor, Recursos Narrativos|Sin comentarios

Acerca del Autor:

Concepción Perea Gómez es licenciada en humanidades y tiene un máster en creación literaria. Es escritora, lleva cinco años impartiendo clases de narrativa y forma parte de la organización del Encuentro de Literatura Fantástica de Dos Hermanas. Es la autora de "La corte de los Espejos" (Fantascy, 2013), "El misterio de la Caja Bethel" (Fantascy 2014) y "La última primavera" (Runas, Alianza Editorial 2017).