Maté en la guerra, libré duelos en los que maté a mis adversarios, perdí a las cartas, eché a perder el trabajo fruto del sudor de los campesinos, los castigue cruelmente, me corrí juergas con mujeres fáciles, y engañé a muchos hombres. Mentira, robo, adulterios varios, ebriedad, violencia, asesinato…no hubo delito que no cometiera.

Vida y obra de Leon Tolstoi

Son muchas las curiosidades de Leon Tolstoi, quien pasó gran parte de su vida acosado por dudas morales, turbado por la muerte y preocupado por las carencias morales de la sociedad en la que le había tocado vivir.

Novelista ruso, profundo pensador social y moral, y uno de los más eminentes autores de narrativa realista de todos los tiempos, era hijo del conde Nikolái Ilich Tolstói y la condesa Mariya Tolstayan. En 1844 comenzó a estudiar Derecho en la universidad de Kazan, aunque no llegó a terminar sus estudios.

En 1851 se reunió con su hermano en el Cáucaso y decidió incorporarse al ejército. Allí entró en contacto con los cosacos, que se convertirían en los protagonistas de una de sus mejores novelas cortas, Los cosacos (1863). Durante un largo permiso en balneario de Piatigorsk concluyó una obra autobiográfica, Infancia (1852), a la que siguieron otras dos, Adolescencia (1854) y Juventud (1856).Estas obras recibieron fueron muy bien acogidas por el público. También lo sería su siguiente novela Los relatos de Sebastopol (1856), tres historias basadas en la guerra de Crimea en las que da testimonio de las atrocidades que presenció en el asedio de Sebastopol y en las que habla sin tapujos de la incapacidad del alta mando militar ruso y del horrible sacrificio de los soldados rasos.

Tolstoi regresó a San Petersgburgo en 1856. Al poco de llegar, abre en Yasnaia Poliana, su tierra natal, una escuela para niños campesinos en la que aplicó métodos educativos modernos y progresistas. En 1862, se casó con Sonia Andréievna Bers. Durante los siguientes quince años tuvo trece hijos, administró con éxito sus propiedades y escribió las dos novelas que lo harían mundialmente famoso: Guerra y Paz (1869) y Ana Karenina (1877).

El Pensador

Tras leer Ensayo sobre la desobediencia civil, del pensador norteamericano Henry David Thoreau, envió a un periódico hindú un escrito titulado Carta a un hindú que desembocó en un breve intercambio epistolar con  Gandhi, en el que ambos hablarían intensamente sobre el concepto de la no violencia, un punto que sería vital para el nuevo cristianismo en el que pretendía vivir Tolstoi. También mantuvo correspondencia con George Bernard Shaw, Rainer Maria Rilke y el zar Nicolás II de Rusia, entre otros. Su epistolario forma un corpus de unas 10.000 cartas, conservadas en el Museo Tolstói de Moscú.

Su línea de pensamiento cada vez era más incompatible con su riqueza y sus numerosas posesiones. En los últimos años de su vida, Tolstoi donará a los campesinos que vivían en sus tierras grandes cantidades de dinero, algo que disgustaba enormemente a su esposa. Había vivido los últimos años predicando con el ejemplo su doctrina de la pobreza, trabajando como zapatero durante varias horas al día y repartiendo limosna. Se abstenía de comer carne, de fumar y de beber alcohol.

Por último, concibió la idea de terminar sus días en un retiro humilde:

“Me dispongo hacer lo mismo que mucha gente de mi edad: abandonar este mundo para pasar mis últimos días en soledad y silencio”.

Su muerte

Tolstoi, acompañado por su médico y la menor de sus hijas, se marchó de casa a escondidas. Tres días más tarde, cayó enfermo de neumonía y el 20 de noviembre de 1910 murió en el cuarto del jefe de la estación ferroviaria de Astápovo. La policía tuvo que restringir el acceso a su funeral, al que acudieron miles de personas de todas las clases sociales.

Leon Tolstoi está enterrado en Yasnaia Poliana, en una tumba que, siguiendo sus deseos, no está marcada por ninguna cruz, ni monumento.

Algunos enlaces:

En esta página podrás ampliar datos sobre su biografía.

Son muchas las frases que Tolstoi dejó para la posterida. Aquí puedes leer algunas.

Si te apetece, puedes leer aquí algunos de sus relatos.