Exclusiva: Entrevista a Kameron Hurley

Kameron Hurley es, sin duda, una de las voces más potentes de la literatura fantástica actual, tanto por la originalidad de sus obras como por el compromiso con las reivindicaciones sociales y especialmente con el feminismo, que está muy presente en su obra Las estrellas son legión (Runas) y es el pilar central de su libro de ensayos La revolución feminista geek (Runas). Ha ganado el premio Sydney J. Bounds, que otorga la British Fantasy Society, a la mejor escritora novel en 2011, así como el Kitschies a la mejor primera novela. También ha sido nominada al Arthur C. Clarke, al BSFA, y al Nebula .  Asimismo, se encontraba entre las favoritas al  Locus a la mejor primera novela, y entró en la lista de honor del Premio Tiptree “por obras de ciencia ficción o fantasía que expanden o exploran el concepto de género”. Es también muy activa en redes sociales y su blog en el que se define como ‘Intelectual badass’, es una lectura imprescindible tanto para escritores, como para lectores y aficionados a la cultura geek.

Estamos muy agradecidos a Kameron Hurley por dedicarnos parte de su tiempo y contestar a nuestras preguntas. También debemos agradecer a Runas su inestimable ayuda y a Carmen Romero por su traducción.

Usted estudió en el taller Clarion Oeste de fantasía y ciencia ficción. ¿Qué supuso para usted este taller? ¿Qué opina de los talleres literarios?

El taller Clarion Oeste fue una de las experiencias más determinantes de mi carrera. Es un taller intensivo de seis semanas que proporciona la oportunidad de mejorar el nivel de tu escritura muy rápidamente. Diría que adquirí aproximadamente el progreso técnico de dos años de trabajo en seis semanas. Dicho esto, los talleres de escritura no son para todo el mundo. No todos los escritores encuentran estimulante un ambiente de tal intensidad. Puede resultar brutal y agotador a nivel emocional. Mientras que a mí me motivaban las entregas semanales y los comentarios sobre mi trabajo, otros descubrieron que estos les impedían disfrutar de la escritura. Es vital elegir un buen ambiente y estilo de taller. Desde luego, no lo hagas porque pienses que es obligatorio.

¿Qué autores consideraría como una inspiración? ¿Qué autoras leía cuando empezaba a escribir?

De niña, la saga que más me impactó fueron los libros de “Alanna” de Tamora Pierce. Trataban de una chica que intercambiaba los papeles con su hermano gemelo y se disfrazaba de chico para recibir un entrenamiento de caballero. Amplió mis perspectivas; incluso cambió mi visión del pasado y comencé a interesarme sobre las maneras en las que las mujeres eligieron vivir y actuar respecto a las restricciones sociales de varias épocas.

Más adelante, leí bastante de Joanna Russ, Ursula K. Le Guin, Octavia Butler y Angela Carter. Sigo leyendo muchísimas autoras, entre las que se incluyen Roxanne Gay, Isabel Allende, Toni Morrison, Carmen Maria Machado, Emma Newman, Martha Wells, Claire North y Mary Renault.

¿Qué la llevó a empezar con los artículos de “La revolución feminista geek” en su blog? ¿Cuándo decidió reunirlos para publicarlos juntos?

Llevo escribiendo en mi blog desde 2004. Al principio publicaba con la idea de poner al día de mi vida y  mis viajes a mis amigos. Antes escribía largos correos electrónicos con mis novedades. Un blog me parecía menos intrusivo. En lugar de enviárselo a la gente, lo publicaba en un espacio y los invitaba a entrar en cualquier momento si les apetecía.

La idea de publicar estos artículos fue de mi agente. El éxito del ensayo “Siempre hemos luchado”, y de mis artículos en general nos persuadió de que existía audiencia para una colección de piezas de no ficción. Fue ella quien me ayudó a preparar los ensayos de muestra y la propuesta editorial.

Continúo escribiendo artículos en mi blog cuando estoy inspirada, pero ahora mismo la mayoría de mis piezas mensuales son encargos pagados. Tengo una columna en la Locus Magazine y también escribo un ensayo al mes para mis mecenas de Patreon, que es un servicio de subscripción para que los fans puedan apoyar contenido de manera directa.

 

 

Probablemente le han preguntado muchas veces de donde salió la idea de un mundo de mujeres pero nosotros queremos saber: ¿de dónde sale la idea de un planeta vivo, de un organismo habitado?

Mientras más reflexionaba sobre la idea de viajar en el espacio, y las enormes distancias que existen en él, más me daba cuenta de que nuestros conceptos sobre el viaje espacial son de una ingenuidad total. Incluso en el espacio profundo, el metal se rompe: golpeado por la basura espacial y martilleado por la radiación; y no puede repararse por sí solo. La solución más lógica para un viaje de larga duración sería crear un organismo vivo y autosuficiente que fuera capaz de resistir distancias largas, reproducirse e incluso repararse a sí mismo. Llevo bastante tiempo interesada en esta clase de tecnología orgánica. Me han influenciado series de televisión como Farscape y Lexx, así como los libros de Christopher Priest y Geoff Ryman, que abordan temas como la posibilidad de transformar nuestros cuerpos en armas de guerra o de virus que rehicieran nuestras mentes y nos proporcionaran conocimientos. Simplemente, la tecnología orgánica ofrece muchísimas más posibilidades.

¿Tendremos más obras suyas traducidas al español?

¡Espero que sí! El año que viene voy a publicar en EEUU un libro llamado THE LIGHT BRIGADE, que es una especie de Las brigadas del espacio con inversión de los géneros de los personajes, y viajes en el tiempo. Sé que ha suscitado interés también en España. Así que ya veremos.

Por |2018-05-04T10:35:53+00:004 mayo, 2018|Entrevistas, Exclusivas|Sin comentarios

Acerca del Autor:

Concepción Perea Gómez es licenciada en humanidades y tiene un máster en creación literaria. Es escritora, lleva cinco años impartiendo clases de narrativa y forma parte de la organización del Encuentro de Literatura Fantástica de Dos Hermanas. Es la autora de "La corte de los Espejos" (Fantascy, 2013), "El misterio de la Caja Bethel" (Fantascy 2014) y "La última primavera" (Runas, Alianza Editorial 2017).