Los últimos Románov en la literatura

Los Románov en la literatura

El pasado 18 de julio se cumplió un siglo del ajusticiamiento de la familia imperial rusa a manos de los bolcheviques durante la guerra civil que sacudió el país tras la Revolución. Desde el principio este suceso estuvo envuelto en un halo de misterio e incertidumbre y, de hecho, no se han sabido con exactitud los detalles hasta hace poco, lo cual ha dado alas a todo tipo de especulaciones. La literatura y el cine se hicieron eco de estos rumores, lo que alimentó el mito de los últimos zares.

El rumor más popular consistía en la creencia de que una de las cuatro hijas del zar había escapado de la matanza y huido fuera del país. Durante años surgieron varias impostoras que aseguraron ser alguna de las grandes duquesas, entre ellas Anna Anderson quien afirmó ser Anastasia, la menor de las hermanas Románov, y mantuvo la ficción con tanta vehemencia que incluso miembros exiliados de la nobleza rusa creyeron reconocer a la pequeña gran duquesa en ella.

Hoy en día, no queda duda de que esto no fue así y que la familia real al completo fue fusilada junto a sus sirvientes en un sótano de Ekaterimburgo. Sin embargo, películas como Anastasia (1997) continúan imaginando en clave de cuento de hadas qué habría sucedido si la joven gran duquesa hubiera logrado escapar. En este artículo hablaremos de algunas obras literarias contemporáneas que se han atrevido, con más o menos fidelidad histórica, a evocar los últimos días de esta familia que gobernó en Rusia durante más de trescientos años.

La casa del propósito especial de John Boyne(2010)

Esta novela, narrada desde el punto de vista de un antiguo guardaespaldas del zarévich Alexei que se exilia a París y Londres con su esposa Zoya tras la revolución rusa, nos muestra los últimos días de esplendor de los Románov junto a un desesperado intento de rescate por parte de sus aliados y una dura narración de la vida de los inmigrantes rusos en la Europa de la posguerra y la II Guerra Mundial. Es una historia entretenida y, con bastante fidelidad histórica, pese a que se toma algunas licencias respecto a los romances de las hermanas Románov y su relación con el protagonista.

Llamadme Alejandra de Espido Freire (2017)

RománovEn esta novela, ganadora del Premio Azorín, Espido Freire narra la vida de la última zarina en primera persona. Se sitúa tras la abdicación del zar, cuando el futuro de la familia es incierto y la antigua soberana aspira a una vida tranquila y a ver casadas a todas sus hijas.

La historia de Alejandra está marcada por sus problemas de salud y su timidez, que le dificultan adaptarse a la vida de la corte. Si este personaje ya en vida sufrió una demonización por culpa de su origen alemán y su relación con el monje Rasputín, esta novela nos la presenta como una mujer atribulada, pero fiel a su familia, que poco tiene que ver con la caricatura que hicieron de ella en su tiempo.

The Five daughters of the Moon de Leena Likitalo (2017)

En esta ocasión nos encontramos con una novela fantástica ambientada en un mundo inspirado en la Rusia zarista. Las protagonistas son las cinco hijas de la soberana, que al igual que las hermanas Románov, se enfrentan a unos cambios sociales en su país para los que no están preparadas.

Esta novela y su continuación, están claramente inspiradas por la película de animación Anastasia de 1997. El villano se trata de una especie de Rasputín y la representación de la revolución es muy superficial. Aun así es una reimaginación interesante desde el punto de vista estético y por el uso de la mitología combinada con la tecnología.

RománovLas Hermanas Románov de Helen Rappaport (2014)

La historiadora Helen Rappaport nos ofrece una obra de no ficción sobre las vidas de las cuatro hijas de los últimos zares, desde su nacimiento hasta sus últimos días en Ekaterimburgo. A través de testimonios de amigos, sirvientes y familiares reconstruye la personalidad de cada una de estas jóvenes y algunos de los sucesos más significativos sobre sus vidas. Sorprende la sencillez de las vidas de las grandes duquesas, apartadas de los lujos de la corte y perpetuamente protegidas del mundo exterior en las distintas villas que los Románov poseían en su imperio. Sin duda, es una obra imprescindible para los amantes de esta época, no solo por el exquisito y ameno estilo de la autora, sino por su por su afán por narrar con fidelidad tanto el contexto histórico como las vidas de las protagonistas.

Románov. Crónica de un final: 1917-1918. Edición y traducción de: Tatiana Shvaliova

La editorial Páginas de Espuma acaba de publicar en nuestro país una colección de cartas, diarios y documentos de la familia imperial durante las distintas etapas de su cautiverio. Esta correspondencia, en muchas ocasiones su única vía de contacto con el exterior, suponen un valioso testimonio sobre la época y una prueba sobre el tipo de relaciones que tuvieron los Románov con sus captores, además de sus reflexiones sobre el nuevo orden que gobernaba el país.

Por |2018-09-21T10:27:28+00:0010 agosto, 2018|Heroínas clásicas|Sin comentarios

Acerca del Autor:

Administración Caja de Letras