Qué son los localismos y cómo utilizarlos

Hemos hablado en multitud de artículos sobre la riqueza del lenguaje y de que este lenguaje está vivo. Le dotamos de vida nosotros, los hablantes, cual dioses de la calle. Gracias a nuestras conversaciones y pensamientos hacemos crecer el idioma. ¿No os sentís poderosos? Como creadores y amamantadores del lenguaje, lo hacemos crecer mientras le impregnamos de un contexto social, histórico y regional. ¡Los hablantes somos únicos! En este artículo veremos qué son los localismos, cómo utilizar los localismos en una narración y cómo se escriben correctamente los localismos en un texto. ¡Ahí es nada, dioses anónimos del lenguaje! ¿Estáis preparados?

Los hablantes creamos el lenguaje y lo amamantamos con localismos para hacerlo crecer. tweet

Qué son los localismos

Los localismos son palabras utilizadas en ciertas zonas geográficas y cuyo significado solo es entendible íntegramente por la gente que vive o ha vivido en esa tierra.A veces, esos vocablos tienen un significado distinto del original y en otras, se utiliza un equivalente o sinónimo  diferente en cada área. Vamos, que son términos de muy andar por casa y que le decimos a alguien a quien conocemos y sabemos que nos va a entender. ¿Os ha quedado claro qué son los localismos, dioses de la calle, o necesitáis un sacrificio humano? Mejor un ejemplo:

qué son los localismosCuando en Castilla y León hay niebla y temperaturas muy bajas, el campo se cubre de diminutos cristales de hielo blando, dando lugar a paisajes blancos, como si hubiera nevado. En la zona de Valladolid se lo conoce como cencellada, pero en Burgos lo llamarán carama.

Gonzalo Santonja, escritor y director del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, cuenta qué son los localismos para él. Se declara un apasionado seguidor de los mismos, ya que contribuyen a «enriquecer» el lenguaje, con «expresiones muy plásticas» y que provocan una clara «fascinación» en quien las escucha por primera vez o no está acostumbrado a utilizarlas. «El español vive en la pluralidad y hay una cosa que es estupenda:en una conversación, por ejemplo, con un colombiano, tendrás la sensación de que ellos hablan un lenguaje mucho más bello que el tuyo. Pero ellos pensarán lo mismo de tu forma de hablar.

Las expresiones, las palabras específicas de una zona no impiden la comunicación, ni siquiera molestan, sino que provocan una reacción de mutuo interés». Es, concluye Santonja, uno de los grandes tesoros del español. Y vincula, en gran medida, la existencia de estos vocablos, al contexto en el que se utilizan. «Cencellada es una palabra que creo que solo he escuchado en Valladolid», explica.

Cómo escribir correctamente los localismos

Esto es sencillo, ¡oh, dioses del habla! ¿Cómo escribir correctamente los localismos que salen de nuestra boca divina? Pues como escribiríamos cualquier otra palabra, excepto si la queremos remarcar por algún motivo, bien porque nos interesa que el lector se fije en que es un localismo, bien porque quien la dice tiene una forma especial de pronunciarla, por ejemplo y queremos señalar eso. En tal caso, se utilizará la cursiva. Si el localismo está mal dicho o escrito (a propósito, de todos es sabido que los dioses del habla son dioses ortográficos también), se convierte en un vulgarismoy entonces también se señalará mediante cursiva, como explica este artículo sobre el uso de las comillas y cursivas.

Cómo utilizar los localismos en una narración: el español neutro

qué son los localismosEntonces, ¿es adecuado escribir con localismos? ¿Cómo utilizar los localismos en una narración?
Apliquemos la lógica, queridos dioses de la calle. ¿A qué público te diriges? ¿A los vecinos de tu pueblo en el pregón de las fiestas? ¿A los lectores de un periódico local? ¿A millones de personas a las que esperas vender tu novela? El lenguaje es cosa de dos: el emisor y el receptor. Para una adecuada comprensión, deben utilizar las mismas herramientas, y el léxico es una de ellas. Si nuestro texto está plagado de localismos, solo alguien de nuestro entorno nos va a comprender de forma plena. No es lo mismo la escarcha que la cencellada, pero eso solo sabemos los habitantes de Valladolid. De ahí nace el término español neutro.Y se trata precisamente de eso, de evitar los localismos para llegar a un número mayor de oyentes o lectores. Para aumentar el conocimiento del léxico, es vital leer (para todo es vital leer, pero para enriquecer el léxico, dioses de la calle, y aumentar vuestro poder, más) y también podéis leer artículos como este.

Entonces, ¿no podemos usar los localismos? Yo no he dicho eso, queridos dioses del habla. Me parecen enriquecedores y una forma muy especial de dar información en una novela. Por tanto, ¿cómo utilizar los localismos en una narración? Os puedo ofrecer mi consejo de diosa común y corriente… Creo que los localismos son una forma estupenda de definir un personaje. Simplemente con un par de palabras ofrecemos información sobre su vida, lugar de nacimiento o residencia, nivel social… ¿No es maravilloso? Eso sí, mucho cuidado al imitar la forma de hablar de una región concreta porque si no lo haces bien, quien lo conozca, no te perdonará y lo sacarás de la historia. ¿Os acordáis de lo importante que es atrapar al lector en tu narración? Para ayudaros en tamaña tarea, aquí os dejo un Glosario de localismos.

qué son los localismosSin embargo, se plantea un problema en la recogida de los localismos por parte de la RAE, y es que siempre ha habido un desequilibrio entre los localismos de les regiones españolas y el idioma utilizado en América. Hasta hace unos años, en el diccionario aparecían muchos localismos regionales españoles y muy pocos localismos provenientes de Ámerica (mucho más generales puesto que se delimitaban por países, no por regiones y marcados como americanismos). Desde el 2010 se está intentando cambiar esta tendencia, por lo que muchos localismos de regiones españolas han desaparecido del diccionario para dar paso a más americanismos.

Como siempre os he dicho, que una palabra no está recogida por la RAE no significa que no se pueda utilizar y que sea incorrecta.

¡Utilizad vuestros dones con sabiduría, oh, dioses! Recordad que no solo de léxico vive el escritor.

Para Twitter: ¿Quieres trabajar bien un personaje? Su forma de hablar es fundamental y los localismos son parte de ella. tweet

En definitiva, queridos dioses anónimos, todo poder conlleva una responsabilidad. Si sois creadores de lenguaje, es vuestro deber conocerlo y mimarlo. Saber qué son los localismos y cómo utilizar los localismos en una narración es parte de ello. ¡Hacedlo crecer! Para eso me tenéis a mí… ¿Alguna duda o aportación?

¡Nos encontraremos en el Olimpo ortográfico, o en Asgard… o dónde queráis el próximo mes!

Por |2018-11-23T11:29:53+00:0023 noviembre, 2018|Ortografía y Gramática|Sin comentarios

Acerca del Autor:

Nieves Muñoz
Nieves Muñoz nació un octubre de 1976 y desde siempre tuvo la necesidad de escribir, pero sus derroteros profesionales le llevaron a ejercer la enfermería en una unidad de cuidados intensivos pediátrica y neonatal. Comenzó escribiendo relatos cortos de varios géneros, porque es lectora de cualquier libro que caiga en sus manos y de mente inquieta, por lo que se atreve con casi cualquier cosa que pueda plasmar en un papel. En su página pueden leer parte de sus escritos.