Taller literario intensivo de creación de personajes

Del 1 al 3 de mayo hemos realizado un nuevo taller literario intensivo dedicado en este caso a la creación de personajes. Este tipo de taller literario intensivo lo realizamos conviviendo durante varios días con los alumnos, en este caso en el fantástico paisaje de la Sierra de Cazorla.

Ya el año pasado dijimos que había sido un fin de semana que nos había cambiado la vida. Y pensábamos que iba a ser imposible superar aquello… No sabíamos cuán equivocados estábamos.

Este año, en lugar de hacer una crónica de lo que hemos vivido, preferimos que sean los propios participantes en el taller, al menos algunos de ellos, los que os cuenten su experiencia durante estos días tan especiales.

Las expectativas

Esther Bernal:

Era la primera vez que iba a un taller literario intensivo con Factoría de Autores y voy a repetir seguro. Intento no crearme muchas expectativas porque, al final, siempre me acaban defraudando, pero esta vez ha sido diferente. Me habían dicho que sería una gran experiencia, que la iba a disfrutar como una enana y así ha sido. Los compañeros han sido una gozada y en los talleres he aprendido muchísimo. ¿Qué más se puede pedir?

Maribel Monzón:

Al haber asistido al taller literario intensivo que se impartió el año pasado ya me imaginaba a lo que me exponía, así que no me lo pensé dos veces en cuanto se abrió el plazo de inscripción. Esperaba que, como mínimo, me lo pasara igual de bien. Lo cierto es que se han superado con creces las expectativas.

Isabel Briones:

Como ya había participado en los talleres del año pasado, pensaba que aquello sería difícil de superar pero tenía la esperanza de que así fuera.

Por supuesto que me interesaban mucho los talleres de creación de personajes, pero también sabía que íbamos a disfrutar.

Nunila Rabadán:

Es el segundo año que realizo este taller literario intensivo así que tenía buenas expectativas con respecto a los profesores y compañeros que ya conocía, pero no sabía qué esperar de los compañeros nuevos ni de Jordi Noguera como nuevo profesor. El tema me interesaba mucho ya que desarrollar buenos personajes es fundamental para una buena historia.

Sarah Medina:

Como el año pasado, quería ir a profundizar más en lo ya aprendido y relajarme en plena naturaleza. Ambas cumplidas.

Alejandro Tirado:

Tenía miedo a no sentirme integrado, ya que iba con algunas personas que no conocía y mis habilidades sociales están algo oxidadas por el tiempo que llevo viviendo en Madrid, sin embargo, ha sido todo lo contrario, gente muy afable, simpática y sobre todo accesible. No tenía demasiado clara la parte de la psicología de los personajes y me sorprendió encontrar algunas herramientas para aplicarlas en futuros escritos.

La recepción y la primera cena

Justo antes de cenar, en el taller literario intensivo de creación de personajes

 

 

E B:

Llegué muertita y no fui plenamente consciente de la recepción. Recuerdo muchas caras nuevas, presentaciones y abrazos, a Teo en la puerta recibiéndome con una amplia sonrisa, y la emoción me inundó: por fin lo conocía en persona (saltitos de alegría de una niña de cinco años en una tienda de chuches). Concha me arrancó la maleta de la mano y la subió a la habitación, es sin duda Squirrel Girl en persona. Luego vino la empanada de la cena, que estaba deliciosa, y cerramos la noche con los primeros mojitos y juegos de mesa. Los cuerpos tras la pantalla ahora cobraban una nueva dimensión.

M M:

Por lo general, soy una persona a la que no le gusta mucho el contacto físico. Me pongo muy nerviosa si alguien me toca ni siquiera el hombro para llamar mi atención. Y sin embargo, fue bajar del coche y empezar a repartir besos y abrazos como si me fuera la vida. No eran simples convencialismos sociales, eran verdaderos actos de efusividad que yo misma me sorprendí de mostrar; esas ganas tenía de ver a la gente.

Respecto a la cena, qué puedo decir. Ir a mesa puesta y un menú hecho con mucho entusiasmo me hicieron rellenarme el plato alguna que otra vez. No debería, pero lo hice.

I B:

Me gusta la carne con tomate y el tomate con carne.

Aunque fuimos llegando con cuentagotas porque no todo el mundo tiene esta destreza al volante que me caracteriza, todo fueron abracitos y mucho amor porque por fin los compañeros de clase son personas reales y no planos americanos en el Fuze.

N R:

Fuimos los primeros en llegar a la casa, con la ventaja de que pudimos elegir habitación. La casa presentaba muchas mejoras con respecto al año anterior, estaba más limpio, la entrada estaba asfaltada, las camas mejores, habían instalado mesas de ping pong, red para jugar al bádminton y canasta para jugar al baloncesto.

S M:

Como siempre muy buena, con ganas de volver a ver en directo a todo el mundo, y con una comida adaptada para todos.

A T:

Por la imagen de mi perfil en facebook había sido tomado por una chica, así que imagino la sorpresa de mis compañeras cuando me vieron. Las presentaciones fueron muy fluidas. La empanada de la cena estaba superior, muy equilibrada en carne, tomate, etc y todo un acierto no usar el hojaldre. Una cena de 10. Después vinieron los juegos de mesa donde pasamos un rato muy agradable. Me reconfortaba pensar que en tal buen ambiente, aún quedaba más de  dos días para seguir disfrutando.

Las clases de Concha Perea (Creación de personajes con La Flor de Loto y Uso de Personajes Secundarios)

Tomando apuntes en las clases de Concha Perea en el taller literario intensivo de creación de personajes

 

E B:

Abrir la jornada de este taller literario intensivo con las clases de Concha era maravilloso porque te despierta con su encanto personal sin casi darte cuenta. Me gustó especialmente la técnica de la flor de loto, una técnica rápida y práctica que probamos en vivo y en directo y se mostró muy eficienteº. En menos de media hora tenía personaje nuevo y unas ganas enormes de escribir la historia que se había escondido detrás. Soy fan de Concha porque, a pesar de su hiperactividad, es capaz de organizar y explicar de manera clara, precisa y estructurada. Se le nota a la legua su gran amor por la creación de personajes y eso lo supo trasmitir en cada una de sus clases.

M M:

Concha impartió dos clases que yo esperaba como agua de mayo: la Flor de Loto y Creación de Personajes secundarios. La primera consistía en un método rápido y eficaz para crear un personaje, y que además pudiera relacionarse de forma coherente con el resto de personajes de la historia. Este sistema me pareció tan útil y sencillo que en cuanto he llegado a casa lo he puesto en práctica. En cuanto al segundo, me ha venido genial para pulir aquellos personajes que se me quedaban algo flojos debido a su menor relevancia. Como siempre, las clases fueron tan amenas y divertidas que casi debía elegir entre tomar apuntes o partirme de la risa.

I B:

Es lo mejor para la primera hora de la mañana, porque como la ardilla se mueve más que los precios, te obliga a estar despierta y al loro.

Cualquier cosa relacionada con creación de personajes es interesante, pero contada por alguien que planifica tan al detalle sus personajes, es mejor. Yo quiero crear personajes como la profe.

Diagrama de La Flor de LotoN R:

Las primeras clases de la mañana las impartía Concha. Al ser tan enérgica y activa nos hacía estar atentos, cosa muy útil ya que trasnochamos todos los días y nos teníamos que levantar bastante temprano.

El primer día nos explicó el método de “la flor de loto” para crear personajes de forma rápida, el segundo nos habló de los personajes secundarios y como desarrollarlos, como es propio en ella con ejemplos actuales y que todos podíamos entender.

S M:

De diez, como el resto de profesorado.

Clases muy completas y con explicaciones que a mi entender comprendíamos todos.

A T:

Las clases de Concha te ponen las pilas, ya que te obligan a usar la cabeza para realizar el ejercicio que nos mandó. Me sorprendió la facilidad con la que a grandes rasgos tenía listo un personaje con la flor de loto.

Las clases de Jordi Noguera (Aspectos psicológicos del personaje)

Jordi Noguera en el taller literario intensivo de creación de personajes

E B:

Las clases de Jordi fueron muy diferentes. La teoría fue muy interesante, sobre todo porque la creación de personajes mentalmente inestables nunca ha sido mi fuerte. Nos dejó con la miel en los labios y, creo que puedo hablar por todos mis compañeros: todos queremos más. Abrió un universo desconocido y ahora queremos lanzarnos de cabeza a la aventura y crear muchos psicópatas para nuestras historias.

M M:

Realmente me pareció interesante ver la creación de personajes desde el punto de vista de la psicología, porque al conseguir entenderlos mejor me ha resultado mucho más fácil darles personalidades distintas y encontrar registros adecuados. Dado que mi conocimiento de la materia era nulo, cada punto de las exposiciones de Jordi Noguera me resultaba fascinante e inmediatamente lo aplicaba a algún personaje que tenía en mente. Y de vez en cuando también a mí misma.

I B:

Quiero más clases con Jordi.

Como presidenta de su club de fans, creo necesario señalar que no sólo es un chiquín que escribe bien, si no que ha hecho que me interese más un tema que ya me interesaba bastante.

Ahora quiero saber más, quiero tratar de crear personajes levantados de la sesera.

N R:

Al no conocer a Jordi no sabía qué esperar de sus clases. Como soy una persona a la que le cuesta concentrarse si no tiene estímulos constantes e interesantes, me daba miedo que fuese un profesor monótono que simplemente leyese lo que tenía preparado, estas predicciones fatalistas desaparecieron nada más empezar.

Él debía darnos puntos de vista y métodos aplicados desde la psicología para crear personajes más realistas, siendo a mí parecer una de las cosas más interesantes de este curso.

Mientras explicaba el primer día realizamos un ejercicio individual que compartíamos con los demás y nos ejemplificaba todo haciendo que entenderlo fuese más sencillo, y fácil de recordar cuando queramos utilizarlo para escribir.

S M:

Geniales. Una forma muy interesante de saber por qué tu personaje actúa como actúa de mano de la psicología.

A T:

Las clases de Jordi en este taller literario intensivo me aportaron algunos conocimientos valiosos sobre cómo puede pensar un personaje, que lo mueve y el ejercicio fue entretenido. Además me dio la oportunidad de ver cómo piensan mis compañeros a la hora de elaborar un personaje o la psicología de los mismos. La clase del segundo día se me hizo algo más pesada. Creo que algún ejercicio y menos teoría podría haber estado más interesante y los ejemplos más amplios y no solo enfocados a la posible homosexualidad de un personaje. Aun así me quedo con ganas de saber más del tema.

Las clases de Teo Palacios (El Eneagrama como método de creación de personajes)

Teo explica el Eneagrama en el taller literario intensivo de creación de personajes

 

E B:

Debo confesar que soy una groupie de Teo. Me encantan sus clases y además hablaba del Eneagrama. Ya lo conocía para fines terapéuticos, pero la distribución que propuso fue clara, organizada y perfecta para construir casi sin pensar cualquier tipo de personaje. Lo que nunca me había planteado era el eneagrama como la herramienta perfecta para crear constelaciones de personajes y establecer así mejores vínculos entre ellos.

M M:

En esta ocasión se trató de un único tema lo suficientemente extenso para las dos sesiones de clase. No conocía la existencia del llamado Eneagrama, y a medida que se analizaban las personalidades que lo componen, comenzó un juego en el que cada uno de los presentes tratamos de ubicarnos en alguno de los números. Un sistema muy útil y divertido que me sorprendió mucho, y que quedó maravillosamente ilustrado con los ejemplos de la diapositiva final.

I B:

Teo nos hace escribir mucho y me va a provocar un síndrome del túnel carpiano, pero me llevo una información impagable.

Al final de la explicación del eneagrama te quedas preguntándote a cuál de los números corresponde tu personalidad. Yo ya no sé ni quién soy, necesito a pollo (explico el chiste más abajo).

El Eneagrama muestra los 9 tipos básicos de personalidadN R:

Este año Teo era el encargado de enseñarnos el eneagrama, explicándonos los nueve tipos de personalidades que existen. Dividió este tema entre sus dos clases, dejándonos con la intriga a los más curiosos e impacientes de cuáles eran los últimos durante todo un día. Es un tema muy interesante y no pudimos evitar pensar en cual éramos cada uno e identificar a nuestros conocidos en cada grupo.

S M:

Perfectas para ayudarte a mover un personaje con determinada personalidad.

A T:

Las clases de Teo siempre son interesantes; sí es cierto que los diferentes puntos del eneagrama son densos, pero eso no quita que mientras que estás copiando los apuntes estés pensando en qué grupo encajas y qué personajes literarios o del mundo del cine cumplen los requisitos de un grupo concreto. Hubiera estado estupendo que cada uno hubiera dicho un personaje de cada grupo que fueramos viendo como pequeño ejercicio práctico.

Las charlas, comidas y momentos de diversión

¿Preparamos unos mojitos después de cenar?

E B:

Creo que se ha hecho patente que nos gusta hablar y es que o estábamos en clase o charlando. También comíamos y, para bajar lo ingerido, nos dio por jugar al pingpong, bádminton, al baloncesto… vaya que, en vez de ser unas convivencias “escritoriles”, parecía un centro de alto rendimiento japonés.

Paseamos tranquilamente, nos sentamos en el porche como viejas del visillo disfrutando de la compañía de todos y charlábamos de las cosas más insospechadas. Yo a veces necesitaba subtítulos porque mis compañeros eran pozo de sabiduría freaky sin fondo, así que me he puesto al día de cosas que ni tan siquiera sabía que existían y de las que me apetece mucho investigar más profundamente.

Yo me he reído un montón y, para mí, es uno de los mayores regalos que me llevo de estos días en Cazorla: risas, relax, buena compañía y comida deliciosa para sobrevivir a un apocalipsis zombie.

M M:

Hablar de las “actividades extraescolares” que tuvimos en el taller daría para escribir un volumen completo. Comenzando por los mejores mojitos que he probado en mucho tiempo, pasando por la fecha de la invención del tenedor y acabando con el maratón de Flying Circus, ni siquiera nos dio tiempo a lamentarnos porque la piscina no estuviera disponible. Hizo calor, pero personalmente no la eché nada de menos.

Respecto a las comidas tengo que dar un punto negativo: Todo estaba tan rico, había cosas con tanta calidad (¡chuletones de tamaño pleistocénico!) y tanta variedad, que vuelvo sin poder cerrarme los pantalones. No es justo. Pero es delicioso.

Además, hubo sesión gratis de psicoanálisis en la que se descubrieron deseos ocultos y secretos bastante turbios, que se intentaron remediar con cantidades ingentes de mojito. No sé si se curaron mis psico-males, pero qué rico que estuvo. Y qué panzada a reír.

I B:

Se me olvidó el yakisoba pero hice miso que acompañamos con salchichas semi-gordas.

¿He dicho ya que me gusta la carne con tomate? Pues no te digo nada los chuletones que trajo Alejandro, para morirse del gusto y resucitar con el olorcillo.

Maribel y yo tuvimos un encuentro en la tercera fase mientras íbamos a dar de comer a Satán (a pasear) y salimos corriendo de allí como las muñecas de Famosa.

En la clase de Teo, como había que escribir tanto, hubo un momento en que se me fue la pinza, pero muy lejos, y en vez de escribir que el personaje correspondiente a ese número necesitaba mucho apoyo, escribí que el personaje necesitaba “a pollo”.

Tengo agujetas de jugar al pingpog, pero soy feliz y volveré a hacerlo… ¡Y os machacaré a todos!

Jugando después de cenarN R:

Además de las clases hemos podido pasar tiempo con nuestros profesores y compañeros como amigos. Hemos practicado deporte compitiendo entre nosotros (viendo como Teo se picaba si perdía al ping pong), nos hemos aficionado a ir a pasear todos juntos (ya sea por dar una vuelta con los perros o dar de comer a Satán), hablamos de cine, libros, recetas de cocina, y diversos temas tanto durante las comidas como por la noche, donde nos quedábamos hasta tarde. Pusimos a prueba nuestras dotes de investigación y conocimientos históricos con juegos, donde aquellos que creían tener menos habilidades en ellos fueron al final los ganadores. Y llegamos a una de dos conclusiones: que el psicoanálisis es el mal o que estamos todos locos.

S M:

Todas las conversaciones fueron agradables, muy divertidos los paseos y los momentos de juego en el patio.

La comida como siempre muy cuidada y con variedad para todos los gustos e intolerancias.

A T:

Siempre son buenos a pesar de que en ambiente de mucho ruido pierdo el hilo de las conversaciones por mi falta de audición y me quedo un poco fuera de onda. Aun así casi todos mis compañeros tenían mucho que aportar, muchas facetas diferentes y vidas profesionales diferentes. Todo el mundo hablaba con todo el mundo, bueno a excepción de alguna persona. Las comidas muy buenas, me vine con algún kilo de más que me costará algún tiempo bajarlo. Los ratos a media tarde antes de ponerse el sol y después de cenar fueron mis favoritos.

La Despedida

La despedida del taller literario intensivo de creación de personajes

E B:

Fui de las primeras en irme y no porque quisiera. Si hubiera podido no me sacan de allí ni con unas tenazas, pero el vivir en la otra punta de España es lo que tiene, debes abandonar a tus compañeros antes de tiempo.

Al subir al coche le dije a mi copiloto que lo iba a ignorar un poco, me coloqué mis gafas de sol y lloré hacia adentro un poquito porque realmente aquellas personillas que acababa de conocer me habían robado el corazón. Hicimos una parada de despedida en un mirador a las afueras de Los Rosales y proseguimos nuestro camino hacia las tierras del norte.

M M:

Fue muy duro, teniendo en cuenta todo lo vivido en unos días tan intensos. El coche nos llevaba a Madrid pero la cabeza todavía la teníamos en el cortijo. Pero llevábamos el ánimo tan subido que saludamos a todos los espectadores de motos de los puentes. A pesar del tráfico post-puente, la vuelta se me hizo cortísima. Es lo que tiene la buena compañía.

I B:

No nos queríamos ir pero nos teníamos que ir así que nos fuimos.

Nos mosqueó mucho ver a gente apostada en los puentes de la autopista pero por lo visto no estaban despidiéndonos, estaban para ver a las motos de Jerez, que ya me dirás tú qué gracia tiene eso…

N R:

El viaje de regreso fue más rápido porque no paramos a comer ni descansar, pero la sensación, como en todo buen viaje donde has disfrutado, es que el camino ha aumentado desde que lo hicimos a la ida. Aquellos que no conducíamos nos informábamos de por dónde íbamos, nos gastábamos bromas, e, intrigados por la cantidad de gente que veíamos en los puentes con banderas, nos preguntábamos unos a otros por su origen.

S M:

Llena de pena porque ya nos volvíamos y nos teníamos que separar.

A T:

El viaje de regreso corto, sin complicaciones y con Maribel al lado dándome buena conversación, pero con la sensación de pena por haber querido que durara más la experiencia. Este tipo de experiencias se te hacen cortas.

La reflexión final

E B:

Tenemos que vivir más cerca o inventar algún método de teletransportación efectivo para poder vernos más a menudo. Estar con tanto escritor junto me ha devuelto las ganas de escribir y es que, últimamente, la rutina me había nublado las ideas. Vuelvo con ganas de ponerme a perseguir palabras, atraparlas y crear estupendos personajes para grandes historias.

Ha sido una gozada de experiencia. Ya pienso en la nueva aventura que Teo y Concha nos propondrán porque de verdad que son grandes; grandes personas, profesores y escritores que lo dan todo por sus alumnos, a los que quieren, cuidan y protegen como unos buenos padres. Así que Papá Erizo y Mamá Ardilla: ¡os quiero hasta el infinito y más allá! ¡Nos vemos pronto!

M M:

Como experiencia ha sido fantástica. Nunca tengo la oportunidad de rodearme de personas tan afines a mis gustos, y en el Chorreadero no sólo he descubierto compañeros de aficiones, sino también personas encantadoras a las que voy a echar mucho de menos hasta que nos volvamos a ver. Además, el taller impartido (que en realidad era de lo que se trataba todo esto) me ha sido terriblemente útil: vuelvo con las pilas muy cargadas y la cabeza despejada. Así la novela se escribe sola. Traigo proyectos, anécdotas, números de teléfono y chistes malos. Necesito repetir.

I B:

Al final llegamos a la conclusión de que deberíamos reunirnos más de una vez al año porque en esos encuentros tenemos la oportunidad de cambiar impresiones con gente que, como nosotros, escribe y que en nuestro entorno cercano muchos no tenemos.

A muchos nos sacó del bloqueo, volvemos con muchas ganas de escribir, de emprender nuevos proyectos… Vamos, que venimos con las pilas cargadas.

La próxima vez allí estaré y recordadme que no se me olvide la salsa de yakisoba.

N R:

Un año más ha sido un curso divertido que quiero repetir pronto con las mismas personas, sumando a los compañeros que fueron el primer año y esta vez no han podido venir. Hemos aprendido mucho, desconectado, entrado en contacto con personas con nuestra misma pasión por escribir y nos llevamos grandes experiencias.

S M:

Da gusto dar clase con profesores tan entregados, que se molestan en hacernos entender todo y con compañeros que te apoyan en tus dudas y te animan a seguir con tu trabajo. Sin duda estas son las clases donde más aceptada me he sentido en mi vida.

A T:

Es muy difícil encontrar a tanta gente con gustos tan parecidos a los tuyos, mucho más difícil reunirlos todos en una gran casa, con tan buen ambiente y además aprender cosas tan valiosas. Te carga las pilas, te dan ganas de volver y ponerte a escribir, de ampliar tus proyectos y retomarlos y, bueno, como va en mi naturaleza, de competir sanamente. Mi cuenta de Facebook ha engordado en amigos y me llevo amigos de Cazorla a los que tengo ganas de volver a ver. Por supuesto, dar las gracias a Concha y Teo, mis profes y amigos, porque como les dije, me hacía mucha falta algo así, salir de mi cueva.

Por nuestra parte, solo podemos decir que en este taller literario intensivo hemos disfrutado de un fin de semana capaz de superar al del año pasado. Cuando llegábamos a casa, el domingo por la noche, vimos que teníamos varios mensajes  de algunos de los participantes que nos pedían que organizáramos otro de estos fines de semana para el otoño… ¡Y ya estamos en ello!