worldbuilding comunitarioLa primera vez que jugué una partida de Dungeon World me fascinó el concepto al que yo llamo worldbuilding comunitario. Dungeon World es un juego de rol que utiliza el sistema Powered by the apocalypse centrado en el género de la fantasía heroica. Así que no ofrece un entorno de juego, depende del Director de Juego crearlo. Lo que hace especial este juego es que esta tarea no se realiza de manera solitaria. Los jugadores van siendo preguntados por el narrador sobre conceptos clave relacionados con su personaje que van definiendo el mundo. Preguntas del tipo: ¿Qué aspecto tienen los enanos? ¿Dónde viven los elfos? ¿Cuál es la mayor amenaza a la que se enfrenta este valle?

A medida que los jugadores responden el director de juego va componiendo el escenario en el que van a jugar (el worldbuilding). El que los jugadores sean partícipes de generar el worlbuilding lo hace más variado y original. Es una lluvia de ideas el la que todo se acepta y es tarea del director de juego adaptarlo y cohesionarlo.

Pero vamos al lío: ¿De qué me sirve a mi esto como escritor?

El worldbuilding comunitario adaptado

Como ya se habló en el artículo wordbuilding, tener un mundo consistente e interesante es primordial y es uno de los ingrediente clave en cualquier obra de fantasía o ciencia ficción. Ya sea desde la creación de todo un mundo o pequeñas variaciones en uno existente. El worldbuilding suele ser una tarea previa a la escritura, un asunto arduo y medido en el que el escritor se enfrenta a sus dudas y exprime su creatividad.

Aquí proponemos un método alternativo, más dinámico y participativo. En el que se va a sacrificar el control férreo del autor por la entrada de ideas de sus colaboradores. Alquimia literaria en toda regla.

Ingredientes para un buen worlbuilding comunitario

  • 1 escritor con una idea (Da igual que sea añejo o joven)
  • Entre 2 y 4 colaboradores bien cebados de imaginación.
  • 1 idea inicial (a cargo del escritor, claro).
  • Lápiz, papel o cualquier método para anotar.

Preparando el worldbuilding comunitario

1.- El escritor expone la idea inicial.

Dicha idea puede será algo muy grande o muy pequeño. Podría ser el esbozo de un sistema de magia, el concepto de un personaje o la idea de un grupo u organización. Es esencial dar un buen punto de partida como gatillo creativo y que permita a los colaboradores construir a su alrededor.

Ejemplo:

-ESCRITOR: Bueno, planteo un mundo completamente anegado excepto por un grupo de grandes islas. Nivel de tecnología medieval pero con mayor conocimiento náutico. El mar está habitado por alguna que otra raza inteligente pero en general son hostiles. La climatologías es difícil de predecir.

2.- Intervención de los colaboradores

Los colaboradores pueden intervenir de dos maneras: Por interpelación directa del escritor (mediante una pregunta de este), o siendo ellos los que pregunten al escritor para recibir respuestas. También pueden combinarse ambos métodos. Un colaborador pregunta y el escritor la pide a otro colaborador que responda.

Ejemplo:

ESCRITOR: Bueno, planteo un mundo completamente anegado excepto por un grupo de grandes islas. Nivel de tecnología medieval pero con mayor conocimiento náutico. El mar está habitado por alguna que otra raza inteligente pero en general son hostiles. La climatologías es difícil de predecir.

COLABORADOR1: ¿Sobre tierra sólo habitan seres humanos como raza inteligente?

ESCRITOR: No, hay alguna raza inteligente más. ¿Podrías inventarte una?

COLABORADOR1: ¡Claro! Podrían ser seres que habitan en los manglares. Seguro que habrá muchos en ese mundo. Pequeños y esbeltos, con miembros largos. Siempre descalzos. ¿No se si tendrían una cultura primitiva o más avanzada?

ESCRITOR (Dirigiéndose a COLABORADOR2): ¿Quieres contestar tú?

COLABORADOR2: Claro que sí. Creo que tendría gracia que tuviesen una cultura muy desarrollada pero que, aún y así respetaran mucho los manglares y la naturaleza.

3.- Elaborar el relato.

Saldrán muchas ideas para añadir al worlbuildingy todas ellas deberán apuntarse. Está claro que muchas serán difíciles de conciliar. Muchas tendrán que ser modificadas, aunque se recomienda no eliminar ninguna. Será tarea del escritor hacer esta compilación y adecuación. Al fin y al cabo será el autor y no se va a librar de currar.

Bonus track: Gamificar el worldbuilding comunitario.

Transfórmalo en un juego. Pon reglas de intervención e influencia. Por ejemplo puedes repartir monedas entre los colaboradores y decirles que las pueden “gastar” para cambiar una decisión de otro colaborador, o responder él cuando se pregunte a otro. O hacer que los colaboradores lancen dados para que sus ideas tengan preferencia. Puedes escribir varios temas en un papel y repartirlos entre los colaboradores para que el azar tenga algo que decir. Lo que sea para añadir algo de estrategia y diversión.