Lo primero que me podéis preguntar nada más leer el título de la entrada es: ¿Qué demonios es la Ingeniería Social y qué tiene que ver con la literatura? Fácil: uno de los principales pasos del trabajo de Worldbuilding es la creación de la sociedad de nuestro mundo. Y, normalmente, uno de los que los autores cuidan menos.

¿Qué es la ingeniería social?

Explicado de una manera simple, la ingeniería social es la disciplina que estudia el diseño de sociedades distintas a la nuestra. No es algo que se plantee únicamente en la ciencia ficción; momentos históricos como la revolución francesa o la revolución comunista se llevaron a cabo a partir de las ideas de manifiestos que, de un modo más o menos detallado, describían un modelo social diferente al predominante.

Ingenieria SocialA pesar del potencial narrativo que posee crear y mostrar una sociedad única y original, muchos autores no realizan un verdadero ejercicio de ingeniería social y optan por desarrollar facsímiles de sociedades que existen o han existido. No importa que nos situemos en un universo fantástico con un worldbuilding impresionante (como Camino de Reyes, de Sanderson) o en la ciencia ficción más radical (como Dune) siempre podemos encontrar sociedades claramente estamentales reminiscentes de la Edad Media.

Si ampliamos el espectro, encontraremos sociedades inspiradas en modelos económicos (socialismo o capitalismo), en culturas «exóticas» para nosotros (especialmente la asiática, pero podemos encontrar también casi cualquier otra) o sencillamente en modelos históricos (como el imperio romano, Esparta o la Alemania Nazi).

¿Por qué practicar la ingeniería social?

Para conseguir verdadera originalidad en nuestros mundos. No se trata sólo de lo llamativo que puede resultar un ejercicio de ingeniería social bien construido; utilizar un modelo social «conocido» hace que nos sea más fácil caer en los estereotipos, en las ideas asociadas comúnmente con ese modelo y, por lo tanto, limitamos nuestra creatividad.

En cambio, crear desde cero una sociedad, con sus valores, su estructura y su economía, nos permite liberarnos de todas esas ideas preconcebidas y trabajar desde una perspectiva distinta, totalmente original. De este modo podemos explorar sin límites, relaciones, tramas y conflictos que, de otro modo, serían totalmente imposibles. Como un ejemplo de esto os recomiendo leer la saga de Lilith’s Brood de Octavia Butler.

¿Cómo practicar la ingeniería social?

El primer paso para modelar una sociedad en una determinada dirección es crear una necesidad en nuestro mundo. Son las necesidades y las soluciones que se encuentran para satisfacerlas las que nos permiten que las ideas que queramos desarrollar tengan sentido. Por ejemplo, Robert Jordan, en La Rueda del Tiempo, crea un mundo en el que sólo las mujeres pueden hacer magia y cualquier hombre que lo intente es perseguido y ajusticiado. Para llegar a este punto crea una necesidad, un problema; los hombres que usan magia se vuelven locos, por lo que sólo las mujeres pueden hacer magia de manera segura y, además, son las únicas que pueden detener a un mago.

Ingeniería SocialEl segundo paso es seguir las consecuencias naturales de cómo se solventa la necesidad que hemos planteado. Siguiendo el ejemplo de Robert Jordan, la estructura social de la mayoría de países del mundo de la Rueda del Tiempo gira alrededor del poder y de la autoridad que tienen las mujeres (aunque no tengan poderes) y, por supuesto, cómo ese poder termina corrompiendo a algunas mujeres.

A muchos niveles, la ingeniería social es un ejercicio de sentido común. Plantear una situación y tratar de imaginar cual sería el desarrollo más probable es, quizás, el mayor desafío que podemos enfrentar en el Worldbuilding. Sin embargo es, con mucho, el aspecto que mayor libertad creativa nos dará y que más posibilidades tiene de ayudarnos a salir de los lugares comunes, huir de los estereotipos y conseguir verdadera y auténtica originalidad.

Si queréis saber más sobre el Worlbuilding, puedes leer aquí todas las entradas de nuestra serie de artículos: WorldBuilding